Medicina

¿Compartir con MIR vs no compartir con MIR?

5 min de lectura estimados

CONSEJOS MIR

Empezamos con uno de los consejos o dudas que me surgieron antes de mudarme a Oviedo a preparar el MIR. ¿Compartir con MIR o no compartir con MIR?

Vamos antes de todo a ponernos un poco en situación. Seguramente, mi situación era un poco diferente a la de la mayoría de personas que se preparan en MIR¿Por qué? Porque estudié Medicina en Lituania. Si te sientes identificado porque has estudiado en Europa esto te parecerá muy interesante y te servirá mucho de cara a tu práctica profesional.

El tema es que yo tenía un par de contactos de primera mano que ya se habían preparado el MIR, pero claro, uno de ellos lo preparó en casa y el otro conviviendo con amigos de la carrera, por lo que no tenía un claro ejemplo de qué era mejor.

Al principio decidí compartir con MIR, y la propietaria del piso en el que empecé a vivir así me dijo que sería. Al final resultó que conviví con personas que no eran MIR. Y bueno, que tampoco eran humanos. Vamos, que la convivencia acabó fatal.

Yo pensaba (antes de que empezara todo el mal rollo) que podría ser algo positivo el no compartir con MIR. -Por lo menos no me rallaré hablando siempre de lo mismo – pensé. Pero en realidad, el saber respetar las decisiones de tus amigos sobre hablar o no hablar de netas y percentiles es algo que queda muy claro desde el principio. De hecho, a mediados de Noviembre (si lo se, super cerca del MIR) me cambié de piso y empecé a vivir con 3 opositores más. Creo que fue el momento en el que mejor he estado en Oviedo. Había un ambiente de estudio increíble y nos entendíamos mucho mejor: estábamos en la misma situación.

Para que quede más claro, voy a hacer una tabla, así será más visual:

CUESTIONES  PERSONAS MIR PERSONAS NO MIR
Horarios Como todos estamos en lo mismo, empezábamos a estudiar (en casa o biblioteca) a la misma hora y reinaba un silencio sepulcral. El hecho de estar a diferentes cosas hacía que muchas veces no me motivara a levantarme tan temprano como debería, y silencio, pues tampoco es que hubiera demasiado.
Limpieza Estuve viviendo en uno de estos pisos con todo apañado. Es decir, limpieza, comidas, lavandería… etc. No nos ocupábamos mas que de poner el lavaplatos. Como venía una persona a limpiar dos veces por semana, no había ningún tipo de disputa. Otra vez, al estar en una situación diferente (había quienes no querían llamar a nadie para limpiar) el tema limpieza siempre era uno delicado. Al final, vivíamos en un piso bastante guarro y no se estaba tan cómodo como en uno limpio.
Profesión Al ser todos médicos, las conversaciones (el 85% del tiempo) eran sobre medicina o sobre preguntas que habíamos hecho ese día. En realidad esto lo considero un gran plus. Ya que sin estar estudiando puedes seguir “repasando” o incluso aprendiendo conceptos. Estaba guay que hablábamos de cosas que no eran médicas. Por lo que podía desconectar de la preparación MIR. También es verdad que a veces desconectaba demasiado, por lo que después me iba a dormir a las tantas y afectaba a mi productividad del día siguiente.
Comidas Como nos cocinaban las comidas (también un compañero mío tenía incluso las cenas) nos limitábamos a calentar la comida y engullirla de forma rápida para que pudiéramos seguir trabajando. No nos complicábamos mucho. Tampoco hubo mayor problema. Durante los 3 primeros meses me cocinaba yo, pero de esos 3 2 me los pasé viviendo solo en piso así que, estuve de rey de la casa. Cuando convivíamos los 4 si que había que organizarse un poco mejor para cocinar, pero bueno, si se hace bien tampoco quita demasiado tiempo.
Apoyo Todos vais a estar en la misma situación. Lo que significa que todos pasaréis por lo mismo y las sensaciones serán muy similares, por lo que sabréis lo que necesita escuchar cada uno en cada momento. Como nadie más estaba en la misma situación que yo, encontrar apoyo en mis compañeros de piso era complicado, ya que no podían comprender por qué me afectaba tanto bajar en un simulacro, por ejemplo o fallar preguntas fáciles.
Ambiente Ambiente de estudio total. Como he mencionado arriba había casi más silencio que en la biblioteca. Y además, nos organizábamos para hacer los descansos juntos. Buen rollito. No había ambiente de estudio. Aunque había algunos que intentaban ser silenciosos, otros ponían música, olor de cigarrillos, cantaban, televisión alta. Pero claro, ellos tenían el mismo derecho que yo a hacer sus cosas.

En definitiva, yo recomendaría vivir con MIR. Pero, eh cuidao! Vivir con MIR no te asegura que vayas a tener una buena convivencia ni que vaya a ser un ambiente de estudio perfecto. Lo mismo que compartir con personas no MIR (también es que yo suerte, lo que se dice tener suerte, pues como que no la tuve) no te asegura que no vayas a poder tener buena convivencia ni ambiente de estudio genial.

Pero desde mi experiencia, al convivir con personas que tienen tus mismos horarios y quehaceres ayuda a que estéis en la misma página y en mi opinión, hace que la convivencia y la productividad aumenten. O por lo menos que no disminuyan. 😉


 

¿Te ha parecido interesante?
¡Suscríbete a nuestra Newsletter mensual y recibe contenido exclusivo y novedades antes que nadie! ¡Es gratis!