Medicina

Diario de un MIR: Bajan las netas y suben los nervios.

primera vuelta 2018

El Sábado pasado tuve el minisimulacro número 29. Como sabréis (y si no lo sabíais os lo digo ahora) me preparo el MIR con MIR Asturias. La verdad es que no me fue tan bien como esperaba. Bajé 3 netas. Sí, no es mucho (y eso que subí en el percentil, por lo que se demuestra que o bien el minisimulacro fue más complicado o que lo entregó menos gente) pero suficiente para que me toque la moral.

Es algo con lo que llevo luchando durante mucho tiempo. De hecho, desde que empecé con mi primer MIR. Lo más importante (así nos lo dicen y así lo creo) es llevar un buen equilibrio emocional. Desmitificar el MIR. Sí, es un examen muy importante. Sí, nos permitirá o no acceder a la especialidad que queremos. Sí, llevamos prácticamente 6 años (bueno, yo no, por haber estudiado fuera, pero como si lo fuera) preparándonos y enfocándonos para éste examen. Pero es sólo eso, un examen. No dice si somos mejores o peores médicos, mejores o peores personas, incluso no dice si sabemos más Medicina o no. Porque amigos míos (y gente maja que dedicáis unos minutos de vuestro día a leer mis palabras) el MIR depende de muchas cosas. Muchas cosas te afectan ese día, y, como dice el director de MIR Asturias, el Dr. Baladrón, si hiciésemos exactamente el mismo examen por la mañana y por la tarde, nuestro resultado variaría completamente.

Yo por ejemplo fui muy nervioso al mío. Estaba entrenado a hacer simulacros en 3.55 horas y me faltó tiempo para terminarlo bien. Es decir, no se cómo pero perdí 1 hora. Comí más de lo normal, salí al baño más de lo normal… y eso afectó mi resultado final. Unas 20 netas menos de lo que esperaba sacar.

Por eso, creo que es muy importante ser fuertes de cabeza. No rendirse, no dejarse llevar por las adversidades. Porque, aunque lo necesario y óptimo fuera poner la vida en “modo pausa” eso no va a ocurrir. La vida sigue adelante. Entonces tenemos dos opciones, meter la cabeza bajo tierra como hace una avestruz o comernos los problemas como hace un león. Y chicas/os, aquí, #SomosLeones.

Por eso, cuando un simulacro te salga peor, cuando hay algo que no entiendas, en vez de sentirte mal por no entenderlo, por haber “fallado” más preguntas de lo esperado, puedes darle la vuelta a la tortilla y pensar, “mira, más conceptos para aprender, más conceptos para mejorar, menos errores que cometeré en el futuro”.

Seguimos adelante, día a día, avanzando, paso firme. El #2MIR18 nos lo comemos.

Nos leemos por aquí! 🙂


Visita PoliLingua para encontrar traducciones y otros servicios lingüísticos de alta calidad.


¿Te ha parecido interesante?
¡Suscríbete a nuestra Newsletter mensual y recibe contenido exclusivo y novedades antes que nadie! ¡Es gratis!

↓↓ Tu opinión siempre es importante, déjanos saber que piensas ↓↓