Medicina

Diario de un MIR: He hecho “trampas”.

3 min de lectura estimados

primera vuelta 2018

Vaya! Casi 10 días sin publicar ninguna entrada nueva! Bueno, gran parte de culpa la ha tenido ésta chica. Gi (mi novia) ha estado unos días en España (ella es Italiana) y digamos que he estado estudiando y haciendo planes con ella, por lo que en cuanto al blog se refiere lo he dejado un poco apartado.

Ésta semana que acaba mañana (del 10 al 16 de Abril) teóricamente es de descanso. Y digo teóricamente porque no he descansado. He ahí mis “trampas”. Antes de que cunda el pánico (del estilo joder, yo he descansado, no he hecho nada, mierda, hay gente que ha estudiado, que mal… bla bla bla) tengo que deciros que voy con un poco de retraso. Chistes fáciles no, grasias. 🙂

Empecé el curso de Marzo (que empezaba el día 6 de Marzo) el día 23 aproximadamente, saltándome las asignaturas de PreventivaDigestivo NefroUro. Vamos, unas de las más importantes. Por eso (y porque llevaba trabajando tan sólo 2 semanas antes de las “vacaciones”) he decidido ir un poco a contra corriente (lo siento MIR Asturias, quizá volverá a pasar) recuperar más o menos lo que perdí esas 3 semanas. Fundamentalmente ha sido ver las clases de fisiopatología de las asignaturas (por cierto, el nuevo profe de Preventiva es un gran acierto) y leer los conceptos más preguntados. Es decir, hacer las cosas más rentables. Pero tan poco sin matarme. El lunes ya empezaré fuerte otra vez con Endocrinología.

 

También, entre otras cosas, he empezado a leer un libro que me compré no hace demasiado. Sí, me estoy tomando en serio lo que os conté aquíDe momento tiene muy buena pinta. Es un gran compendio de artículos científicos y diferentes investigaciones que la autora, Jo Marchant, relata de forma muy fácil de leer y que engancha rápidamente. Trata muchos temas, entre ellos, la homeopatía (atención Spoiler: no cree en ella, tranquis coleguis) y el efecto placebo de los diferentes tratamientos médicos. (Si quieres saber más sobre el libro haz click en la imagen de la izquierda).

Llevo sólo 35 páginas leídas pero preparáos porque seguramente haga muchas referencias a éste libro en entradas futuras.

Algo que comenta en el libro es cómo parece que la medicina occidental ha decidido (o parece que hay una tendencia generalizada) separar la mente del cuerpo. Es decir, parece como si la mente no tuviera ningún tipo de efecto sobre nuestro organismo. De hecho, Descartes en el Siglo XVII dijo que tanto mente (alma) como cuerpo existían de forma separada y que se comunicaban a través de la gándula pineal. Pero parece ser que hoy en día hay una inclinación (tanto por neurofísicos como por filósofos) a pensar que ésto no es así, y que tanto mente como cuerpo son una misma cosa.

 

Bueno, bueno, tampoco hay que ponerse tan filosóficos (de momento) pero lo que sí que tengo claro (y no por haber empezado a disfrutar del manuscrito) es que la mente tiene un efecto increíble sobre el cuerpo. Es por ello que lo que siempre te recomiendan en el MIR, y lo que debe ser tu principal prioridad es mantener tu equilibrio emocional.

“Mens sana in corpore sano.”

Nos vemos por aquí! Que paséis buen finde! (O lo que queda de él) 🙂

 

¿Te ha parecido interesante?
¡Suscríbete a nuestra Newsletter mensual y recibe contenido exclusivo y novedades antes que nadie! ¡Es gratis!

↓↓ Tu opinión siempre es importante, déjanos saber que piensas ↓↓