Medicina

Diario de un MIR: Recapitulando.

5 min de lectura estimados

SEGUNDA VUELTA

Finalmente tengo algo de tiempo para escribir, programar, y en definitiva, ser más activo en el blog! Llevamos ya 3 semanas de la preparación Intensiva y tengo que decir (y me siento completamente orgulloso de ésto) que no tiene nada que ver con el año pasado. En el simulacro que hicimos ayer subí de netas (subida considerable, también había empezado un poquito más abajo de lo que esperaba) y de momento voy en el buen camino para conseguir mi objetivo. ¿Y cuál es tu objetivo? Pues sinceramente, no tengo ni idea. Quiero intentar sacar buen número, para poder tener más libertad y posibilidades a la hora de elegir plaza, pero aún no se ni qué ni dónde quiero hacerlo. Según vayan avanzando los días y las semanas creo que iré teniéndolo más claro, pero de momento no me quita el sueño :).

Con respecto a la actitud y todo lo que rodea a la preparación MIR…

Bueno, vamos a hacer una pequeña aclaración y parada aquí. Hay varias cosas que quiero comentaros:

Siempre que alguna persona de mi sede, o gente que está repitiendo el MIR me pregunta por ser repetidor qué es lo que les recomiendo, mi respuesta es clara y directa. No perder la cabeza, la preferencia ante todo es el equilibrio emocional. Sí, se que se oye mucho ésto y que puede que sea algo que nunca te has planteado pero mira, yo en el anterior MIR, además de hacer un poco caótica (bastante) la preparación, entré en un círculo vicioso que me perjudicó. Pensaba que el MIR lo hacía mejor quien más horas metía, menos descansaba y más cosas memorizaba. Pues no, EN ABSOLUTO. Piensa que esto es como escalar una montaña: tienes que hacer tus descansos, recuperar fuerzas y ponerte pequeñas metas que, una vez que las vayas alcanzando te motivarán más para seguir subiendo hacia arriba.

Así que, con respecto al año pasado, ésto es lo que estoy cambiando (no por orden de importancia ni nada, sino por orden de cómo me acuerdo):

  • Mucho más deporte: El año pasado gané 8 kg (como ya os conté en ésta entraday, a pesar de que salía a correr de vez en cuando (MUY de vez en cuando) no fui constante en mi ejercicio físico. De hecho, hay muchos artículos que explican y enseñan cómo hacer deporte es fundamental para conseguir mejores resultados académicos. Y ya ni hablamos de cómo favorece a tu salud, descanso, y ante todo, equilibrio mental.
  • Comer más sano: Una de las cosas que me propuse conseguir en el 2017 fue comer más sano. Más verde, menos bollería industrial y “agua contaminada” (coca cola, fanta, sprite…) y la verdad es que estoy notando un efecto directo sobre el bienestar. Descanso mejor, estoy más activo y despierto durante el día, disfruto más comiendo.
  • Hacer tutorías: El año pasado no hice ni una. Por miedo a enseñar mis netas (sentía una vergüenza terrible) y por decir algo así como “¿Y qué me van a decir?”. Bueno, pues ya he hecho un par (con dos tutores diferentes) y es la pera limonera. De verdad, para reafirmar que vas bien, para poder indentificar algo que no estés haciendo realmente bien o qué puede ser más rentable para tí en éste momento de la preparación. De verdad, haced tutorías. No os marquéis un Pau y paséis del tema. Va muy bien. Yo pienso hacer cada 10-15 días una, para no despistarme ni un momento.
  • Encajar los fallos de forma positiva: Es normal venirse abajo, frustrarse y enfadarse cuando algo no nos sale bien: fallamos preguntas en un simulacro, en un test, incluso en materia que nos hemos estudiando ese mismo día. Tranquilidad! Mejor fallar ahora que el día del MIR ¿verdad? No hay por qué hundirse, ni sentirse único. Todos fallamos. Todos. Hasta la gente que saca las primeras posiciones. Hay que analizar en qué fallamos más y atacar. No tener puntos débiles, fortalecer nuestras “debilidades”.
  • Menos agobios, más tranquilidad: Dejadme que me explique. El año pasado, si no estaba a las 08:15 en la biblioteca ya estudiando, empezaba a preocuparme y a agobiarme. Decía “mierda, no me va a dar tiempo de mirarlo todo, voy a ir fatal, y también tengo que hacer el test….” Tranquilidad!! El MIR es una preparación de 7 meses, y como sabrás hay temas más importantes y rentables que otros. Disfruta de los descansos, desconecta. Si necesitas echarte una siesta de 1 hora porque si no por la tarde sabes que no vas a rendir nada, adelante! Mejor ir más descansado que romper y no poder hacer nada. Y yo rompí un par de veces el año pasado. Y también os aseguro que es muy difícil re-engancharse tras romper.

Y ésto es un poco lo que os quería comentar. Las cosas van bien, mejor que el año pasado. Me apoyo más en la gente que me ayuda (pareja, padres, amigos…) y sobre todo, me cuido más de manera completa. No sólo académicamente sino todo lo que hay alrededor del estudio. Hay que tener en cuenta que somos humanos y no robots: Necesitamos comer bien, descansar, hacer deporte, socializar… todo eso influye para sacar una buena plaza del MIR.

Os dejo aquí un pequeño vídeo de motivación que hice hace un par de semanas a ver si os ayuda a animaros y sobre todo, recordad. #SomosLeones, al MIR hay que comérselo, no que nos coma él.

xe2w6g

Un abrazo y pasad buen Domingo!


¿Te ha parecido interesante?
¡Suscríbete a nuestra Newsletter mensual y recibe contenido exclusivo y novedades antes que nadie! ¡Es gratis!