Medicina

Pesadillas Mirianas: No se pueden utilizar tapones en el MIR.

[3 min de lectura estimados]

pesadillas mirianas final

Seguramente que todos lo hemos oído alguna vez. No, de verdad, mi primo Paco el del pueblo, pues su vecino de Majadahonda hizo el MIR en el 2014 y no le dejaron utilizar tapones. Bajó un montón en sus puntos esos que sacáis.

Yo también lo había oído. No directamente con la historia de Paco pero sí con algunos ejemplos similares. Vamos a ir, como diría Jack el Destripador por partes y analizar cómo se soluciona la cosa de los tapones.

Hay 4 tipos de estudiantes MIR con sus tapones:

1. Los clásicos:

2. Los innovadores:

 

3. Los obreros:

4. Los eruditos:

 

Todos los conocemos, todos nos conocemos. Ahora bien, vayamos a lo que importa. ¿Se pueden utilizar tapones en el MIR? 

Pues depende. Como todo en la vida, depende. Si perteneces a los clásicos o a los eruditos, estás de enhorabuena, porque se pueden utilizar en el MIR. Si perteneces a los innovadores, tengo un porcentaje de confianza del 95% de que sí que valen. Si perteneces a los obreros, pues bueno, me parece que va a ser que no, eh. Ya lo siento. 

¿Y cómo podemos fiarnos de que es así? Dejadme que os cuente cómo fue mi MIR (lo estoy repitiendo y tal, por si no lo sabías). Yo me presenté el 28/01/2017 al MIR en Oviedo. Cuando entramos todos a la sala de examen hubo una chica que preguntó que si podíamos utilizar tapones. A lo que la encargada (bueno, una de los 4 encargados) de la mesa miriana dijo que NO. Y EL PÁNICO EMPEZÓ. Rectificó rápidamente para comprobar cómo eran los tapones de la chica. Ella pertenecía a los clásicos y le dijo que esos sí que valen. Pretendía ir mirándolos uno por uno. Toquiteándolos para ver que no hubiera ningún tipo de receptor dentro. Ya sabeis, rollo espía. No obstante, después preguntó que cuántos queríamos utilizar tapones. Todos levantamos la mano. TODOS. Entonces dijo “no voy a ir mirando un por uno, así que confío en que no tengáis ningún instrumento para copiar o seréis descalificados”. Y así es como nos dejaron utilizar tapones.

Al final, aunque suene un poco injusto, depende de la mesa de examen que te toque. Si se les cruza el cable y dicen que no puedes utilizarlos, pues hay que aguantarse. Hablé con una farmacéutica de Oviedo donde compré mis tapones y me dijo que en 18 años que llevaba ella vendiendo tapones a MIR (vendía otras cosas eh, no solo tapones) que nunca habían dicho que no se podían utilizar. Eso sí, si podéis ser de los eruditos o de los clásicos mucho mejor.


Espero que os haya gustado esta nueva sección de Pesadillas MIRianas, algo que a todos nos pone muy nerviosos y que no son más que eso, rumores y bulos.

Os dejo aquí abajo el vídeo de cómo fue mi examen MIR, por si os da curiosidad.

Un abrazo! 🙂


Quieres molar más? ⤵
Únete a más de 2.500 suscriptores en la newsletter más molona y personalizada de todo el oeste! Medicina, MIR, Viajes, Fotografía... Y todo por el precio de 0€! Me lo quitan de las manos! 🙂
Odiamos el Spam más que una cerveza derramada en el suelo. Más que una tostada precipitada por el lado de la mermelada. No enviamos SPAM. Nunca.