Travel

Finlandia 2011

[5 min de lectura estimados]

ESQUEMA DEL VIAJE: Kaunas – Tampere – Helsinki – Tampere – Kaunas

(Imagen cortesía de google maps) http://maps.google.es


DESARROLLO DEL VIAJE: 

Salimos el 11/11/11 desde Kaunas a las 20h de la noche, aproximadamente. El vuelo no duró mucho tiempo, alrededor de 1 hora y media, más o menos. Una vez llegamos al aeropuerto de Tampere estuvimos debatiéndonos si coger el autobús de línea (4.5 €) o el autobús específico de Ryanair (6 €). Al no encontrar la parada del bus de línea, nos decantamos por Ryanair. (Yo pensaba que iba a ser tan caro como el de París, que cuesta 15€, pero la verdad es que estaba bien el precio).

Nada más llegar a la estación de Tampere cogimos un tren hacia Helsinki. La verdad es que los trenes Fineses (o Finlandeses) son increíbles. Con 1 enchufe por cada asiento y Wi-Fi gratis en el tren. ¡Y todo esto viajando en segunda clase! (Pagué aproximadamente unos 30 € entre ida y vuelta).

Al lado de la estación de tren de Helsinki cogimos un tranvía que nos llevaría a nuestro albergue. A esto voy a llamarle “La aventura del tranvía circular con nombre cambiante”. Me explico: el tranvía tiene dos recorridos, el recorrido 3B y el recorrido 3T, pero tienen un par de paradas en común, como la estación de tren. Nosotros teníamos que coger el 3T para llegar, pero pensamos que el 3B también nos dejaría cerca. Pero nada de nada. Dimos una vuelta turística por Helsinki de noche, y ya en la segunda vuelta llegamos a la parada de nuestro albergue.

Nuestro albergue (Stadion Hostel) está bastante cerca del centro (si sabes que línea de tranvía coger y no haces “La aventura del tranvía circular con nombre cambiante”) y bastante bien acondicionado. Un precio razonable 17.5 € (con carnet de alberguista o carnet ISIC) y limpio. Mi valoración es un 8/10.

Y el viernes ya nos fuimos a dormir porque estábamos muertos por el viaje.

El sábado por la mañana estuvimos visitando Helsinki: la catedral, algún que otro parque, callejeando, un parque de atracciones (Cerrado = EPIC FAIL I) y H&M. Más que visitar H&M acabamos con sus reservas. Por la tarde volvimos al albergue a dejar las bolsas (“La aventura del tranvía circular con nombre cambiante II”) y a descansar un poco, ya que llevábamos todo el día deambulando por la ciudad.

La noche ya fue otro cantar. Tuve una gran cena en un restaurante mexicano (por si no lo sabíais me pierde la comida mexicana) con mi compañero de piso y amigo, E. Y con un par de cervezas encima nos dedicamos a perseguir el tranvía en el que iba la otra mitad (En realidad el 60% restante) del grupo, M, S y N. 

NUNCA, PERO NUNCA NUNCA OS DEDIQUÉIS A PERSEGUIR UN TRANVÍA JUSTO DESPUÉS DE CENAR. Casi pago la cena para quedarme otra vez vacío. Al final conseguimos coger el tranvía, pero véase aquí el fenómeno llamado “La aventura del tranvía circular con nombre cambiante III”.

Una ducha reparadora en el albergue y unas cervezas en el comedor común. Hicimos “amistad” con unos chicos rusos de San Petersburgo, que gritaban incluso más que nosotros.

Y nos fuimos al centro sin tener idea de a que discoteca ir. Al final, viendo que en otras dos había demasiada cola, decidimos entrar en una tercera, que aunque había cola tenía buena pinta. Y la verdad es que la discoteca estaba bien, pero la música falló un poco (o eso dijeron los otros, porque a mí la música me encantó). Ponían MUSE, The Kooks, The Strokes, Franz Ferdinand… 

Y ya a las tres volvimos en un taxi para 6 hacia la litera de la habitación común.

Madrugamos el domingo ya que teníamos que ver Tampere. Casi me quedo en el tren porque estaba tan tranquilo paseando por el tren, cuando miro por la ventana y veo al resto del grupo fuera del tren y llamándome. Menos mal que me cogieron el abrigo y la maleta, que si no me voy a ver a Papá Noel.Tampere me gustó, pero Helsinki lo hizo más. Subimos a una torre observatorio en un parque de atracciones (Cerrado = EPIC FAIL II) y la verdad es que la vista merecía mucho la pena. Se veía todo Tampere y sus lagos. Después de comer empezó a llover y hacía mas frío. Así que nos fuimos a un McDonalds a pasar el rato. Esto también lo hice en mi viaje a Ámsterdam, donde estuvimos unas 8 horas pasando el rato.


Ésta vez cogimos el autobús de línea y llegamos al aeropuerto, que por cierto, todo sea dicho de paso, es el aeropuerto más cutre en el que he estado. No hay ni Duty Free. 

En el avión de vuelta íbamos unas 35 personas dentro. Es la vez que menos gente he visto en un vuelo de Ryanair. Salimos 10 minutos antes de lo previsto y llegamos con media hora de antelación.

Y éste es un breve resumen de lo que fue mi viaje a Finlandia. 

FOTOS:

Desgraciadamente me dejé mi cámara de fotos en España, pero traje la de vídeo. Editaré durante esta semana un vídeo para enseñaros un poco que es lo que vi en Finlandia.

Aquí podéis ver el vídeo de Finlandia 2011:

Quieres molar más? ⤵
I agree to have my personal information transfered to MailChimp ( more information )
Únete a más de 2.500 suscriptores en la newsletter más molona y personalizada de todo el oeste! Medicina, MIR, Viajes, Fotografía... Y todo por el precio de 0€! Me lo quitan de las manos! 🙂
Odiamos el Spam más que una cerveza derramada en el suelo. Más que una tostada precipitada por el lado de la mermelada. No enviamos SPAM. Nunca.