ÍNDICE DE CONTENIDOS

Quizás te hayas planteado algunas metas personales y por alguna razón que desconoces tus planes se desvanecen y pareciera que eres incapaz de lograr tus objetivos. Por motivado que estés, o por más interés que esa meta te produzca hay algo que haces… o que no haces que está echando a perder todo lo que tienes en mente. Es aquí cuando entran una serie de ‘mini hábitos’ ¿pero qué son estos y cómo pueden favorecerte a alcanzar tus objetivos? Descúbrelo a continuación.

Mini hábitos ¿qué son exactamente?

Los mini hábitos no son más que pequeñas conductas positivas que se ejecutan de manera repetida a través del tiempo y que, son un segmento más pequeño de un hábito más grande que quieres incorporar a tu vida con el fin de alcanzar alguna meta. Así lo señala también Stephen Guise en su libro Mini hábitos. El autor también explora la manera en cómo crear hábitos perdurables que produzcan un efecto positivo en la persona, lo cual es bastante interesante ya que es a partir de ellos que se puede concretar el alcance de muchas metas.

De hecho, señala que el motivo por el cual muchas personas fracasan en sus planes, nada tiene que ver con incapacidad o falta de fortaleza como para lograrlos sino porque más bien hay errores en la forma en cómo tratan de concretarlos. Un ejemplo claro de ello pueden ser actividades cotidianas o no que se quieran comenzar a hacer pero no se plantean de la manera correcta.

Imagina por ejemplo, que un día planeas salir a correr un kilómetro. En primera instancia, notarás que por alguna razón esta meta te parecerá imposible, y es precisamente porque la estás planteando mal, lo ideal es que comiences corriendo distancias cortas (estos pequeños objetivos son los mini hábitos) con el pasar del tiempo, podrás alcanzar sin dificultad tu meta inicial.

¿Cómo lograr todo lo que te propongas?

Para entender por qué los mini hábitos son tan efectivos, hay que considerar que por lo general estos son tan pequeños, y requieren tan poco esfuerzo que el margen de fracaso es prácticamente nulo. Pero esto no es solamente una suposición, detrás de estas afirmaciones existe investigación científica. El desarrollo de hábitos inicia con la repetición, ejecutar conductas de manera repetitiva con el tiempo resultará en la creación de un nuevo hábito, sin embargo para ello el cerebro requerirá de ciertas recompensas, de lo contrario se resistirá al hábito.

A través de la repetición el cerebro tiene la capacidad de ejecutar las tareas de forma más eficiente, esto quiere decir que con el pasar del tiempo las realizará de una manera más automatizada, permitiendo un menor consumo de energía y por ende produciendo menos cansancio.

Si bien los mini hábitos suelen ser muy pequeños como para exponerte al fracaso, necesariamente deberán producir resultados positivos, los cuales el cerebro reconocerá como recompensas para que así se adapte de manera más eficiente a ellos. Sin embargo, hay una serie de factores adicionales que pueden marcar la diferencia:

Motivación

Puede que sea uno de los factores más importantes, la motivación es aquello que te permitirá dar el paso adelante, no obstante está sujeta a tus sensaciones y emociones, por lo que puedes cuestionarte en ocasiones si merece la pena lo que estás haciendo. La manera más efectiva de alcanzar la motivación es a través de un proceso de introspección mediante el cual se podrán apreciar los beneficios de poner en marcha los planes.

La fuerza de voluntad

Es un proceso complejo en el cual debes forzarte a realizar una acción, indistintamente de sus circunstancias. Suele ser limitada, si no se fortalece a tiempo, tras algunos intentos podría agotarse.

La clave del éxito de los mini hábitos está inmersa en un proceso de introspección, donde están involucrados la motivación y la fuerza de voluntad del individuo. La creación de mini hábitos sin bien puede requerir de algo de tiempo, trae consigo grandes beneficios:

· Autoestima y confianza: La seguridad en sí mismo y la capacidad de autogestionarse, hace que puedas sentirte autosuficiente y con una elevada sensación de eficiencia. Tener confianza en ti y en las acciones que llevas a cabo, es clave para alcanzar el éxito de tus planes.

· Creación de hábitos: Los mini hábitos son versiones más pequeñas de los hábitos, pueden entenderse como aquellos pasos a seguir para integrar a la vida diaria hábitos propiamente y de esta manera hacerlos más llevaderos.

· Motivación: Cuando comienzas a percibir los resultados positivos, te sientes más motivado a seguir avanzando, y con ello a desarrollar más mini hábitos.

Los mini hábitos son una de las claves para alcanzar los objetivos y metas personales, sin que estos supongan una gran carga y manteniendo alejado el margen de error. A través de ellos y del fortalecimiento de la fuerza de voluntad el éxito de todos tus planes así como el logro de tus metas está garantizado.