ÍNDICE DE CONTENIDOS

No creo en las religiones.

Mi opinión la recoge perfectamente la frase de Marx “La religión es el opio del pueblo”. Y realmente lo creo así. El pueblo necesita confiar en una persona justa que les perdonará sus pecados y los llevará a la vida eterna. Mentira. La justicia la creamos nosotros, los humanos, los hombres y las mujeres. Con esfuerzo, trabajo y sacrificio es como conseguimos las cosas. No por rezar vas a conseguir nada. No reces para conseguir un trabajo, esfuérzate, fórmate, sacrifícate y conseguirás uno.

No es necesario creer en un “dios”. Nos tenemos a nosotros, a las personas. A nuestra familia, amigos, conocidos y por conocer, compañeros, humanos. “La unión hace la fuerza”. Nunca debemos dejarnos convencer por algo que no creemos lógico o racional. No te pueden obligar a creer. Yo soy completamente racionalista, necesito ver para creer.

No entiendo como las personas pueden creer en ese “algo” superior a ellos. Ni entiendo ni comparto, pero respeto.

Las personas deberían creer en las personas y no llenarse la cabeza con utopías. Hace poco estuve en la misa de pascua en Notre Dame y no pude estar más de 15 minutos allá dentro. No puedo. No puedo ver a gente tan devota de algo que realmente no existe. Gente que si su “dios” se lo pide matan a otras personas. Gente que si su “dios” se lo pide se flagelan la espalda hasta 800 veces. Es verdad que de vez en cuando la gente pierde los estribos, y no necesariamente son personas religiosas. Pero últimamente estamos viendo acontecimientos extremistas/religiosos que no me gustan ni un pelo.

Y según creo yo (y espero equivocarme por completo) lo peor está aún por venir.



“Que dios nos pille confesados”